ciencia abierta

Ciencia Abierta: una oportunidad para las bibliotecas universitarias

bibliotecas de ciencia abierta

La Ciencia Abierta es una oportunidad excepcional para que las bibliotecas universitarias recuperen una posición de prestigio dentro de las comunidades académicas.

Solo el tremendo apoyo que han dado la mayoría de estas instituciones a su comunidad investigadora en la pasada convocatoria de sexenios de investigación en la que ANECA ha comenzado a introducir el cumplimiento de principios de la Ciencia Abierta entre los requisitos y los méritos, sería suficiente justificación de esta afirmación, pero vamos a justificarla un poco. Veamos algunas de las razones que sustentan esta afirmación:

1. Relevancia renovada: La Ciencia Abierta, con su énfasis en el acceso abierto a la información y la transparencia en los procesos de investigación, coloca a las bibliotecas en el centro del ecosistema científico. Las bibliotecas pasan a ser actores clave para la gestión, difusión y preservación de datos, publicaciones y otros recursos científicos: Esto les ha de permtir recuperar un rol protagónico en la producción y el intercambio de conocimiento.

2. Nuevos servicios y habilidades: La Ciencia Abierta demanda innovar parte de los servicios que ofrecen estas bibliotecas. Estas deben estar situadas a la vanguardia en la gestión de datos de investigación, la creación de repositorios digitales, la formación en ciencia abierta y el asesoramiento a investigadores en temas como la publicación en acceso abierto y la gestión de las licencias y los derechos de autor. Al ofrecer estos servicios especializados, las bibliotecas se volverán a convertir en socios indispensables para la comunidad científica.

3. Mayor visibilidad e impacto: La participación activa en la Ciencia Abierta permite a las bibliotecas aumentar su visibilidad e impacto dentro de la universidad y la sociedad en general. Al facilitar el acceso al conocimiento científico y promover la transparencia en la investigación, las bibliotecas contribuyen a democratizar la ciencia y a mejorar la calidad de la investigación. Pero para esto se debe permanecer activo todo el año, no solo cuando llega la convocatoria de sexenios.

4. Colaboración y liderazgo: La Ciencia Abierta abre nuevas oportunidades para la colaboración entre las bibliotecas, los investigadores y otras instituciones. Las bibliotecas pueden liderar iniciativas en este campo a nivel institucional, regional e internacional, fortaleciendo su posición como agentes de cambio y promoviendo la innovación en el ámbito cientifico. Las bibliotecas pueden liderar la implementación de políticas de acceso abierto en todas sus instituciones, por ejemplo. Dentro de este punto podemos incluir el desarrollo del sistema de indentificación ORCID, liderado por las universidades de Oxford y Cambridge (obviamente hacen mucho más que competir en una regata) y que asigna identificadores únicos a los investigadores, facilitando la atribución y la interoperabilidad de la investigación a nivel mundial.

En resumen, la Ciencia Abierta es una oportunidad única para que las bibliotecas universitarias recuperen un rol protagónico en el ecosistema científico. Al adaptarse a las nuevas necesidades de la investigación y ofrecer servicios especializados, las bibliotecas pueden aumentar su visibilidad, impacto y relevancia dentro de las comunidades académicas. Este nuevo paradigma es una aliada estratégica para que las bibliotecas universitarias consoliden su papel como centros de conocimiento y motores de innovación en el ámbito científico. Y para que sean más valoradas por sus comunidades investigadoras.

Aumentan los datasets de investigación publicados por las universidades públicas

Recientemente apareció en la revista Scire el artículo «Implementación de los repositorios de datos de investigación en las universidades públicas españolas: estado de la cuestión» que escribimos en febrero de 2023 Ana Alice Baptista, Rosana Lopez y Ángel M. Delgado-Vázquez. En este trabajo revisamos el total de conjuntos de datos (‘datasets’) de investigación publicados en los repositorios de las universidades públicas españolas hasta 2022. Ha pasado casi un año, estamos a mitad de enero de 2024, buen momento para actualizar los resultados obtenidos y certificar tendencias.

Durante el pasado año se publicaron 961 datasets en los repositorios de las universidades públicas españolas. Los datos, a excepción de la Universidade da Coruña y la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria que remiten a su comunidad investigadora al repositorio comunitario ZENODO, los extraemos de los sitios web de cada universidad. También se han actualizado datos de alguna universidad de la que no pudimos extraer información hace un año y hemos levantado «el veto» que aplicábamos a una por usar software propietario en lugar de software libre para gestionar el repositorio. También se han actualizado los datos de los años anteriores porque, en algunos casos, se han detectado errores en los subtotales o pequeñas diferencias (como si se hubiera dado de baja algún ‘dataset’, algo que no debería de ocurrir habitualmente).

total de datasets de investigaciones publicados en los repositorios de las universidades españolas actualizado a 2023

Los resultados son buenos, está claro que que se van notando los resultados del trabajo de REBIUN de y las directrices de la división de #CienciaAbierta de Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología, FECYT en el aumento de la presencia de los conjuntos de datos de investigación en estos repositorios. Las bibliotecas universitarias públicas apoyan claramente el movimiento hacia la #CienciaAbierta: en un año en el que se han publicado más ‘datasets’ que el total de la suma de los dos inmediatamente anteriores, que ya marcaban máximos en la serie.

Casi el 75% de los nuevos ‘datasets’ han sido publicados por los consorcios autonómicos. Ese apoyo de la administración regional es muy adecuado y beneficioso y deberían tomar nota todas aquellas comunidades que tienen varias universidades públicas en sus territorios (Andalucía, Aragón, Valencia, etc.). Esta desproporción aún no se nota tanto en el total de ‘datasets’ publicados: 1693 por los consorcios frente a 1126 por las universidades que trabajan de forma indvidual.

Para tener una idea más global del nivel de publicación de #datasets de datos de investigación por parte de las universidades públicas españolas, habría que ampliar estos datos con el total de conjuntos publicados en Zenodo. En unos días tendremos más datos.

Relación entre las buenas prácticas DWBP y los principios FAIR

Cláudia Sofia Teixeira dos Santos presentó en enero de 2023 en la Universidade do Minho su tesis de máster ‘OGD Lens: avaliação  automática da qualidade dos dados do European Data Portal’  sobre la evaluación de la calidad de los conjuntos de datos publicados en el portal de datos abiertos de la Unión Europea (sitio web aloja más de millón y medio de conjuntos de datos y 179 catálogos de datos puestos a disposición de la ciudadanía) para proporcionar una guía de mejora de su calidad. Para poder medir esa calidad desarrolló una metodología basada een los siguientes criterios:

criterios de calidad del portal de datos abiertos de la UE
  1. Facilidad de uso con la que los usuarios pueden acceder a los datos y utilizarlos para fines de investigación.
  2. La disponibilidad de los datos en un formato estándar y abierto y la accesibilidad de los conjuntos de datos a través de un repositorio en línea o una página web.
  3. Calidad técnica: la precisión, integridad y consistencia de los datos.
  4. Documentación: la información proporcionada junto con los datos, como la descripción de la fuente de los datos, las limitaciones de uso y la frecuencia de actualización.
  5. Legalidad: la conformidad de los datos con las leyes de privacidad y derechos de autor.

Los metadatos empleados para describir los conjuntos de datos representan una valiosa fuente de información para satisfacer estos niveles de calidad. Por ello, la investigadora llevó a cabo un estudio empírico desarrollando un analizador semiautomático de evaluación de la información aportada por los metadatos en una serie de conjuntos de datos publicados. Los resultados obtenidos mostraron que la calidad de esos conjuntos varía significativamente. En líneas generales tienen una buena facilidad de uso, pero la calidad técnica, la documentación y la legalidad son aspectos que presentan deficiencias significativas.

En cuanto a la facilidad de uso, se dispone de buena información para el acceso a los datos y cómo reutilizarlos. En cambio, en cuanto a la calidad técnica, en muchos conjuntos de datos se carece de información sobre la fuente, las limitaciones de uso y la frecuencia de actualización. En lo relativo a la legalidad, muchos conjuntos no proporcionan información sobre los derechos de autor y la privacidad, lo que puede derivar en un uso inadecuado de los datos.

En este estudio se analizó la calidad de los catálogos y de los conjuntos de datos. Un catálogo de datos es un repositorio que contiene información detallada de los conjuntos de datos disponibles en una organización. Ofrece metadatos sobre los conjuntos de datos: descripción, origen, estructura, formatos, licencias, fechas de actualización. etc. También puede proporcionar información sobre cómo acceder y utilizarlos.

La autora consideró los beneficios derivados del uso de las buenas prácticas DWBP en la gestión de datos en la web que sintetiza Juan Antonio Pastor Sánchez en esta diapositiva.

beneficios de usar las Data Web Best Practices del W3C para gestionar datos en la wev

Y asoció a cada buena práctica la serie de beneficios que se derivaban de su uso. En la siguiente imagen podemos ver un fragmento de la tabla que construyó que afecta a las cinco primeras.

Buena prácticaBeneficios
BP 1: Proporcionar metadatos  Reusabilidad Comprensibilidad Descubribilidad Procesabilidad
BP 2: Proporcionar metadatos descriptivos  Reusabilidad Comprensibilidad Descubribilidad  
BP 3: Proporcionar metadatos estructurales  Reusabilidad Comprensibilidad Procesabilidad
BP 4: Proporcionar información sobre la licencia de los datos  Reusabilidad Confiabilidad
BP 5: Proporcionar información sobre la procedencia de los datosReusabilidad Confiabilidad
Asociación de las DWBP (1 a 5) con sus beneficios de uso (Teixeira dos Santos, 2023, 26-27).

Nosotros hemos sintetizado esa vinculación en la siguiente tabla que nos permite concluir que la reusabilidad es el beneficio (y principio FAIR)l que agrupa a un número mayor de buenas prácticas seguido de la confianza.

BeneficioBuenas prácticas
AccesibilidadBP17, BP18, BP19, BP20, BP21, BP23, BP24, BP32
ComprensiónBP1, BP2, BP3. BP13 , BP15, BP16, BP29, BP31, BP32, BP33
ConectividadBP9, BP10, BP18, BP24
ConfianzaBP4, BP5, BP6, BP7, BP8, BP11, BP15, BP22, BP25, BP26, BP27, BP28, BP29, BP30, BP31, BP32, BP34, BP35
DescubribilidadBP1, BP2, BP9, BP10, BP11, BP24, BP35
InteroperabilidadBP9, BP10, BP15, BP16, BP23, BP24, BP26, BP33
ProcesabilidadBP1, BP3, BP12, BP14, BP15, BP18, BP23, BP24, BP31
ReusabilidadBP1, BP2, BP3, BP4, BP5, BV6, BP7, BP8, BP9, BP10, BP11, BP12, BP13, BP14, BP15, BP16, BP17, BP18, BP19, BP20, BP21, BP22, BP23, BP24, BP25, BP26, BP27, BP28, BP29, BP30, BP31, BP32, BP33, BP34, BP35
Clasificación de las DWBP según beneficio asociado a su uso.

RDA FAIR data maturity model

Los principios FAIR datan del año 2106. Como todas las normas genéricas, dan lugar a distintas interpretaciones en su aplicación. Para remediar la proliferación de medidas del cumplimiento de estos principios (‘FAIRness’ en inglés), la ‘Research Data Alliance’ creó un grupo de trabajo para desarrollar un modelo de madurez en la implementación de los conjuntos de datos (2020).

Este modelo consiste en una serie criterios básicos de evaluación que establece indicadores y niveles de madurez asociados. En un principio, se elaboró un primer conjunto de directrices y una lista de verificación relacionada con la implementación de los indicadores, alineando así las directrices para evaluar el nivel de cumplimiento FAIR con las necesidades de la comunidad. Los indicadores se derivan, lógicamente de los principios FAIR y pretenden formular aspectos mensurables de cada principio que puedan ser utilizados por los enfoques de evaluación.

Enlace al texto del modelo Fair Maturity Model

Los principios se toman tal cual; es decir, los indicadores no amplían o modifican los principios, sólo cubren aspectos que se mencionan en ellos o en aclaraciones adicionales. El planteamiento del modelo se basa en crear un indicador para cada aspecto distinguible en la descripción del principio. Así, cuando se habla de un identificador persistente y globalmente único, se definen dos indicadores: uno para evaluar la persistencia y otro para evaluar la unicidad.

Otra característica a destacar es que se definen indicadores distintos para los metadatos y para los datos, siempre que un principio se hable de «(meta)datos» y la evaluación del aspecto para los metadatos sea distinta de la evaluación para los datos. En la siguiente tabla se presenta un resumen del modelo basado en la lista de recomendaciones (fuente: https://zenodo.org/record/3909563).

Principio
FAIR
IndicadorPropósitoNaturaleza
F1RDA-F1-01MLos metadatos se identifican mediante un identificador persistenteEsencial
RDA-F1-01DLos datos se identifican mediante un identificador persistenteEsencial
RDA-F1-02MLos metadatos se identifican mediante un identificador único globalEsencial
RDA-F1-02DLos datos se identifican mediante un identificador único globalEsencial
F2RDA-F2-01MSe proporcionan metadatos enriquecidos para permitir la localizaciónEsencial
F3RDA-F3-01MLos metadatos incluyen el identificador de los datosEsencial
F4RDA-F4-01MLos metadatos se presentan de forma que puedan ser recolectados e indexados.Esencial
A1RDA-A1-01MLos metadatos contienen información que permite al usuario acceder a los datos.Importante
RDA-A1-02MLos metadatos pueden ser accedidos manualmente (por ejemplo, con intervención humana).Esencial
RDA-A1-02DLos datos pueden ser accedidos manualmente (por ejemplo, con intervención humana).Esencial
RDA-A1-03MEl identificador de los metadatos resuelve un registro de metadatos.Esencial
RDA-A1-03DEl identificador de los datos resuelve un objeto digital.Esencial
RDA-A1-04MSe accede a los metadatos a través de un protocolo estandarizado.Esencial
RDA-A1-04DSe accede a los datos a través de un protocolo estandarizado.Esencial
RDA-A1-05DLos datos pueden ser accedidos de forma automática (por ejemplo, por medio de un programa de ordenador).  Importante
A1.1RDA-A1.1-01MLos metadatos son accesibles a través de un protocolo de acceso libre.Esencial
RDA-A1.1-01DLos datos son accesibles a través de un protocolo de acceso libre.Importante
A1.2RDA-A1.2-01DLos datos son accesibles por medio de un protocolo de acceso que soporta autenticación y autorización.Útil
A2RDA-A2-01MSe garantiza que los metadatos seguirán disponibles después de que los datos dejen de estarlo.Esencial
I1RDA-I1-01MLos metadatos usan representación del conocimiento expresada en formatos estandarizados.Importante
RDA-I1-01DLos datos usan representación del conocimiento expresada en formatos estandarizados.Importante
RDA-I1-02MLos metadatos utilizan una representación del conocimiento comprensible para las máquinasImportante
RDA-I1-02DLos datos utilizan una representación del conocimiento comprensible para las máquinasImportante
I2RDA-I2-01MLos metadatos utilizan vocabularios conformes con los principios FAIRImportante
RDA-I2-01DLos datos utilizan vocabularios conformes con los principios FAIRÚtil
I3RDA-I3-01MLos metadatos incluyen referencias a otros metadatosImportante
RDA-I3-01DLos datos incluyen referencias a otros metadatosÚtil
RDA-I3-02MLos metadatos incluyen referencias a otros datosÚtil

La evaluación de cada indicador se lleva a cabo estableciendo cinco niveles de cumplimiento de los principios:

  • 0, no aplicable
  • 1, aún no se está considerando
  • 2, en estudio o en fase de planificación
  • 3, en fase de implementación
  • 4, totalmente implementado

Se ofrece la posibilidad de «descartar un indicador«, ya que este podría no ser relevante para una comunidad concreta. La razón de ser de este enfoque es dar crédito a la evolución y ayudar a mejorar la gestión de datos. Este enfoque puede ser muy útil para los proveedores y editores de datos que quieran hacer una prueba de autoevaluación y tener una idea más clara de dónde concentrar los esfuerzos para que sus conjuntos de datos satisfagan mejor los principios FAIR.

Como ejemplos de aplicación disponemos del caso de la Agencia Europea de Medio Ambiente (EEA) que ha utilizado el modelo para mejorar la calidad de sus datos alcanzando el nivel 2 de madurez (camino del siguiente nivel). La Universidad de California, Berkeley ha utilizado el modelo para mejorar la calidad de sus datos de investigación, alcanzando el mismo nivel de cumplimiento. Google ha utilizado el modelo para mejorar la calidad de sus datos de investigación llegando al nivel 3 de madurez.

Data web best practices (DWBP by W3C)

El World Wide Consortium (W3C) publicó en 2017 el documento ‘Data on the Web Best Practices: W3C Recommendation(DWBP), una detallada guía para el diseño, publicación y uso de datos enlazados en la web, con el objeto de promover su accesibilidad, interoperabilidad y reutilización.

logo del W3C

Este documento proporciona orientación a los editores de datos en línea sobre cómo representarlos y compartirlos en un formato estándar y accesible. Las prácticas se han desarrollado para fomentar y permitir la expansión continua de la web como medio para el intercambio de datos. El documento menciona el crecimiento en la publicación de datos abiertos por parte de los gobiernos en todo el mundo, la publicación en línea de los datos de investigación, la recolección y análisis de datos de redes sociales, la presencia de importantes colecciones de patrimonio cultural y, en general, el crecimiento sostenido de los datos abiertos en la nube, destacando la necesidad de una comprensión común entre editores y consumidores de datos, junto con la necesidad de mejorar la consistencia en el manejo de los datos.

Estas buenas prácticas cubren diferentes aspectos relacionados con la publicación y el consumo de datos, como son los formatos, el acceso, los identificadores y la gestión de los metadatos. Con el fin de delimitar el alcance y obtener las características necesarias para implementarlas, se recopilaron casos de uso que representan escenarios de cómo se publican habitualmente estos datos y cómo se utilizan. El conjunto de requisitos derivados de esta recopilación se utilizó para guiar el desarrollo de las DWBP, independientes del dominio y la aplicación. Estas recomendaciones pueden ampliarse o complementarse con otros documentos de similar naturaleza. Si bien las DWBP recomiendan usar datos enlazados, también promueven el empleo de otros formatos abiertos como son CSV o json, maximizando más si cabe el potencial de este contexto para establecer vínculos.

CATEGORÍABUENA PRÁCTICA
Metadatos Requisito fundamental. Los datos no podrán ser descubiertos o reutilizados por nadie más que el editor si no se proporcionan metadatos suficientes.BP 1: Proporcionar metadatos
BP 2: Proporcionar metadatos descriptivos
BP 3: Proporcionar metadatos estructurales
Licencias
Según el tipo de licencia adoptada por el editor, puede haber más o menos restricciones a la hora de compartir y reutilizar los datos.
BP 4: Proporcionar información sobre la licencia de los datos
Procedencia
El reto de publicar datos en la web es proporcionar un nivel adecuado de detalle sobre su origen.
BP 5: Proporcionar información sobre la procedencia de los datos
Calidad
Puede tener un gran impacto en la calidad de las aplicaciones que utilizan un conjunto de datos.
BP 6: Proporcionar información sobre la calidad de los datos
Versiones
Los conjuntos de datos pueden cambiar con el tiempo. Algunos tienen previsto ese cambio y otros se modifican a medida que las mejoras en la recogida de datos hacen que merezca la pena actualizarlos.
BP 7: Proporcionar un indicador de versión BP 8: Proporcionar el historial de versiones
Identificadores
El descubrimiento, uso y citación de datos en la web depende fundamentalmente del uso de URI HTTP (o HTTPS): identificadores únicos globales.
BP 9: Utilizar URIs persistentes como identificadores de conjuntos de datos
BP 10: Utilizar URIs persistentes como identificadores dentro de conjuntos de datos
BP 11: Asignar URIs a versiones y series de conjuntos de datos
Formatos
El mejor y más flexible mecanismo de acceso del mundo carece de sentido si no se sirven los datos en formatos que permitan su uso y reutilización.
BP 12: Utilizar formatos de datos estandarizados legibles por máquina
BP 13: Utilizar representaciones de datos neutras respecto a la localización
BP 14: Proporcionar datos en múltiples formatos  
Vocabularios
Se utiliza para clasificar los términos que pueden utilizarse en una aplicación concreta, caracterizar las posibles relaciones y definir las posibles restricciones en su uso.
BP 15: Reutilizar vocabularios, preferentemente estandarizados BP 16: Elegir el nivel adecuado de formalización
Acceso a los datos
Facilitar el acceso a los datos permite tanto a las personas como a las máquinas aprovechar las ventajas de compartir datos utilizando la infraestructura de la red.
BP 17: Proporcionar descarga masiva
BP 18: Proporcionar subconjuntos para conjuntos de datos grandes
BP 19: Utilizar negociación de contenidos para servir datos disponibles en múltiples formatos
BP 20: Proporcionar acceso en tiempo real
BP 21: Proporcionar datos actualizados
BP 22: Proporcionar una explicación para datos que no están disponibles
BP 23: Hacer datos disponibles a través de una API
BP 24: Utilizar estándares web como base de las APIs
BP 25: Proporcionar documentación completa para su API
BP 26: Evitar cambios que rompan su API
Preservación
Las medidas deben tomar los editores para indicar que los datos se han eliminado o archivado.
BP 27: Preservar identificadores
BP 28: Evaluar la cobertura del conjunto de datos
Retroalimentación (‘feedback’)
Ayuda a los editores en la  mejora de la integridad de los datos, además de fomentar la publicación de nuevos datos. Permite a los consumidores de datos tener voz describiendo experiencias de uso.
BP 29: Recopilar comentarios de los consumidores de datos
BP 30: Hacer comentarios disponibles
Enriquecimiento
Procesos que pueden utilizarse para mejorar, perfeccionar los datos brutos o previamente procesados. Esta idea y otros conceptos similares contribuyen a hacer de los datos un activo valioso para casi cualquier negocio o empresa moderna.
BP 31: Enriquecer datos generando nuevos datos
BP 32: Proporcionar presentaciones complementarias
Republicación
Combinar datos existentes con otros conjuntos de datos, crear aplicaciones web o visualizaciones, o reempaquetar los datos en una nueva forma.
BP 33: Proporcionar comentarios al editor original
BP 34: Seguir los términos de la licencia
BP 35: Citar la publicación original
Resumen de las Data Web Best Practices del W3C

Beneficios e incovenientes de las DWBP

Como podemos ver, se trata de unas pautas que precisan de cierto volumen de trabajo y muchas han de ser aplicadas por personas con mucha experiencia. A continuación, resumimos los beneficios y los (posibles) inconvientes de las mismas.

Beneficios:

  1. Interoperabilidad: Las prácticas están diseñadas para asegurar que los datos publicados sean comprensibles y accesibles para una amplia variedad de aplicaciones y sistemas. Esto facilita la integración y el intercambio de datos entre organizaciones y plataformas.
  2. Reutilización: Si se siguen las buenas prácticas, los datos se estructuran coherentemente y se proporcionan metadatos claros. Esto facilita la reutilización de los datos por parte de otros usuarios y organizaciones para crear nuevas aplicaciones, servicios o análisis. Esto fomenta la innovación y la creación de valor.
  3. Calidad de los datos: Las buenas prácticas promueven la calidad de los datos al definir estándares para la representación y la semántica de los datos. Esto reduce los errores y las ambigüedades en los datos publicados, mejorando la confiabilidad y la precisión de la información.
  4. Accesibilidad: Un seguimiento de las buenas prácticas asegura que los datos estén disponibles y sean accesibles para un público amplio, incluyendo personas con discapacidades. Esto promueve la inclusión y garantiza que los datos estén disponibles para todos los usuarios, independientemente de sus necesidades.
  5. Indexación y búsqueda: Los motores de búsqueda comprenden mejor e indexan más eficazmente los datos que siguen las DWBP. Esto mejora su encontrabilidad, aumentando la visibilidad de los datos en los resultados, lo que aumenta su alcance y utilidad.
  6. Transparencia: Publicar datos según estándares abiertos y transparentes, se promueve la transparencia y la rendición de cuentas. Esto es especialmente importante en los datos de las administraciones públicas y también en datos científicos, donde la accesibilidad a los conjuntos de datos es esencial para la toma de decisiones informadas y la supervisión.
  7. Facilita la colaboración: Estas buenas prácticas fomentan la colaboración entre organizaciones y comunidades al proporcionar un marco común para compartir datos. Esto es especialmente útil en proyectos de colaboración donde múltiples partes necesitan compartir y trabajar con datos de manera eficiente.

Posibles inconvenientes

  1. Coste: Implementar las DWBP puede requerir inversiones significativas en recursos humanos y tecnológicos, lo que es un problema para organizaciones con presupuestos limitados.
  2. Complejidad: Algunas de las mejores prácticas del W3C resultan técnicamente complejas de implementar, especialmente para personas u organizaciones sin experiencia previa en estándares web y tecnologías relacionadas.
  3. Cumplimiento: Asegurarse de cumplir con todas las directrices y recomendaciones puede ser un desafío, y el incumplimiento podría afectar la efectividad de la publicación de datos.
  4. Adopción: No todas las organizaciones y comunidades pueden estar dispuestas o capacitadas para adoptar estas prácticas de inmediato. Esto puede limitar la interoperabilidad y la reutilización de datos.
  5. Seguridad y privacidad: La publicación de datos ha de hacerse con precaución para evitar la divulgación de información sensible o privada. El cumplimiento de las normativas de protección de datos es esencial y requiere un esfuerzo adicional.
  6. Actualización continua: Mantener los datos actualizados y en conformidad con las buenas prácticas puede ser un verdadero desafío a largo plazo. Esto va a precisar de dedicación y recursos continuos.
trabajando con buenas prácticas de datos en la web

En resumen, publicar datos siguiendo las Data Web Best Practices del W3C ofrece numerosos beneficios en términos de interoperabilidad, reutilización de datos, calidad de datos, accesibilidad y transparencia. Sin embargo, también conlleva inconvenientes relacionados con el costo, la complejidad, el cumplimiento, la adopción, la seguridad y la privacidad, así como la necesidad de mantener los datos actualizados. Seguir estas mejores prácticas va a depender de los objetivos y recursos de la organización y de su compromiso con la calidad y la accesibilidad de los datos a publicar.

En otras entradas seguiremos hablando de buenas prácticas y conjuntos de datos, algo preciso para llegar a la Ciencia Abierta.

Cumbre Global de Acceso Abierto Diamante 2023

Del 23 al 27 de octubre de 2023, se ha celebrado en la ciudad de Toluca, México, la Cumbre Global de Acceso Abierto Diamante para reflexionar y avanzar en las iniciativas y prácticas de promoción del Acceso Abierto Diamante (AAD). Tras casi una semana de extensas y profundas discusiones, entre otros acuerdos, se ha propuesto  fortalecer la colaboración dentro del sector del AAD a nivel global, destacando el apoyo al Manifiesto sobre la Ciencia como Bien Público Global: Acceso Abierto No Comercial de la IV Conferencia Redalyc de Editores de Revistas.

Cumbre global sobre el Acceso Diamante. Toluca, 2023. Cartel.

El conocimiento es nuestro activo más valioso y un bien público que debe compartirse ampliamente para garantizar la sostenibilidad de nuestro planeta y nuestro futuro. La revolución digital proporciona medios sin precedentes para difundir resultados e ideas científicas por todo el mundo en un instante, en beneficio de todos. El Acceso Abierto Diamante es un modelo de comunicación académica en el que los resultados de la investigación están disponibles abiertamente, sin cobrar tasas ni a los autores ni a los lectores. En este modelo, todos los elementos relacionados con el contenido están dirigidos y son propiedad de las comunidades académicas. 

Modalidades del acceso abierto libre y gratuito.

El apoyo a las revistas, repositorios y plataformas ya existentes y nuevas a nivel mundial puede reducir significativamente las barreras de acceso y difusión de la investigación financiada con fondos públicos. Este movimiento adopta intrínsecamente el concepto de bibliodiversidad. El AAD es, en última instancia, un medio para alcanzar un fin: el acceso equitativo a la publicación y la lectura académicas, centrándose en la calidad del contenido más que en el lugar de publicación. Reconoce y recompensa todas las contribuciones al proceso de publicación. Además, las revistas, repositorios y plataformas representan iniciativas editoriales impulsadas por la comunidad, dirigidas por académicos y propiedad de éstos (como es el caso de los portales de revistas y libros abiertos y del repositorio digital de nuestra Universidad, la de Murcia), que permiten que los resultados de investigación sean, a su vez, propiedad de la comunidad académica y científica.

Frente a otros modelos de negocio editorial que se presentan como «abiertos», el AAD representa un modelo de publicación al servicio de una sociedad diversa y más justa en la que el conocimiento académico de calidad es un bien público.

Uno de los pilares de la Ciencia Abierta ha sido, es y seguirá siendo, la publicación en abierto sin restricciones de los resultados de investigación. Fomentar este derecho, y consolidarlo, es responsabilidad de las administraciones públicas y de todas las personas que formamos parte de la comunidad científica. 

Falta algo de rigor y sobra bastante promiscuidad en la comunicación científica

En las últimas semanas se han detectado malas prácticas por parte de investigadores y universidades árabes que han puesto en duda el rigor de la comunicación científica.

portada antigua de una revista científica

Las primeras revistas científicas surgen en Francia e Inglaterra en la Ilustración: el Journal das Scavans y Philosophical Transactions y en ellas escribieron Pascal, Descartes, Leibniz, Newton, Locke, Halley y Bacon, entre muchos otros.

Esto representó el inicio del ecosistema de la comunicación científica, contexto donde, hoy en día, ya no solo participan los intelectuales de las sociedades aristocráticas que escribían los artículos y los eruditos que los leían. Poco a poco. Con el paso del tiempo, se incorporaron al mismo las editoriales y las distribuidoras científicas, las investigaciones abandonaron este entorno y se trasladaron a las universidades y, ya en la edad contemporánea, a institutos y centros de investigación especializados. Todo este proceso ha estado vehiculado de la mano del artículo científico, el tipo documental inédito y original que describe los resultados de una investigación y que se somete a una revisión por expertos antes de su publicación en una revista.

La teoría de la evolución por selección natural de Charles Darwin se puede aplicar a muchos ámbitos de la vida y de nuestra actividad cotidiana, no solo a los ecosistemas formados por los seres vivos. Dentro de la comunicación científica, la competencia por la publicación de artículos en las revistas de mayor prestigio es inmensa y en ella participan (antes se podía escribir «en buena lid«, ahora surgen dudas), investigadores de todos los países del mundo, buscando el mayor impacto de su investigación y el prestigio asociado. Estos factores vienen dados, hoy en día, más por el medio (la revista) que por el contenido del artículo (la investigación), lo cual es, en cierto modo, algo contradictorio y discutible, a pesar de ser lo habitual.

Las editoriales han de velar por el respeto a los principios de la comunicación científica: que no se plagie, que se cite la autoría de trabajos previos, que no se falseen o alteren los datos de investigación, etc., únicamente así podrán sobrevivir en este ecosistema. Los autores deben cumplir estas premisas y someter sus trabajos a un proceso de “revisión por pares(otros científicos expertos en la temática) que valorarán su nivel científico con vistas a su publicación. Los revisores pedirán cambios o, directamente, los rechazarán si estos textos no alcanzaran el nivel exigido por la publicación (o por si se detectan malas prácticas).

Una parte de estas revistas se publican sin ánimo de lucro, permitiendo sus editores la lectura gratuita de los artículos, compitiendo en desigualdad de condiciones con las revistas pertenecientes a las grandes editoriales científicas comerciales: Elsevier, Springer, Cambridge University Press, Nature, Royal Society of Chemistry, etc. Las suscripciones a estas revistas son muy costosas, quedando prácticamente vetado su acceso a los científicos y estudiantes de muchas partes del mundo, especialmente en aquellos países en (permanente) vía de desarrollo. Incluso cuando estas publicaciones se digitalizaron, sus editores no descendieron los costes de las suscripciones, a pesar de que ya no existen los gastos de impresión y envío.

A principios de este siglo, se aprobaron las declaraciones de Budapest, Betsheda y Berlín a favor del acceso abierto a la información: Su objetivo es hacer posible un acceso más universal a los resultados de las investigaciones a través de internet. Volviendo a la teoría darwiniana, dentro del ecosistema de la comunicación científica, los editores vieron que su negocio podía verse amenazado por estos principios tan loables como, por desgracia en muchos casos, ilusorios. Las empresas propietarias de las editoriales se adaptaron y evolucionaron, introduciendo medidas correctoras que han llegado incluso a subvertir la propia definición de acceso abierto, porque ahora ya no es libre y gratuito en todos los casos, sino que precisa de un pago previo de unas tasas para publicar un artículo (más conocidas por APCs).

caricatura sobre las revistas predadoras

Tras superar este primer intento de introducir cambios en el hábitat donde imponen el devenir de los acontecimientos, estas editoriales siguen desarrollando su actividad, en algunos casos incluso han conseguido recubrirse de una cierta pátina de responsabilidad social. Pero, en todo ecosistema, por muy seguro que parezca para la especie dominante, siempre aparecen nuevos depredadores más fuertes, viéndose los integrantes de la especie predominante obligados a luchar por defender su posición de privilegio y, en muchos casos, su vida.

No es casualidad que uno de los problemas actuales que más perjudican a la comunicación cient´fiica en particular (y a la Ciencia en general) venga de la mano de revistas conocidas como “predadoras, apelativo que se aplica a aquellas que se hacen pasar por una revista científica legítima, pero que en realidad no aplican procesos de revisión por pares rigurosos y aceptan publicar prácticamente cualquier artículo a cambio de una tasa o APC. Lo cierto es que estas revistas representan una verdadera amenaza para la integridad y la calidad de la literatura científica, sus escasos niveles de rigor y calidad no les alcanzan para ser considerados como medios de comunicación de la investigación legítimos.

publicidad de un megajournal donde queda claro que publican artículos de cualquier disciplina

De forma paralela, han surgido los ‘megajournals’, revistas que publican una amplia variedad de artículos en múltiples disciplinas a diferencia de las editoriales especializadas, que se centran en un tema o campo de investigación específico. Estas nuevas revistas no son exactamente·»depredadoras», si bien hay dudas razonables sobre sus procesos de revisión. La realidad se impone, y ahora, tanto las «predadoras» como los ‘megajurnals’ ocupan espacios en el ecosistema de la comunicación científica donde antes habitaban otros agentes que han tenido que reajustarse y trasladarse. Y esto no se ha quedado ahí porque, casi de la noche a la mañana, han aparecido nuevas editoriales que mezclan el modelo de negocio de las tradicionales revistas especializadas con el de los `megajournals’, cobrando altas cantidades dinero a modo de APC y que no parecen cumplir con unos criterios mínimos de calidad en sus revisiones, habiéndose disparado así el número de los artículos científicos retractados en revistas propiedad de algunas de estas editoriales (léase mdpi, Frontiers o Hindawi).

Por si faltaba algún elemento para distorsionar el ecosistema, comienzan a detectarse influencias nada recomendables de los distintos ránquines de universidades (en particular el ARWU o “ranking de Shangai” que en España se hizo famoso por medio del nefasto exministro de Universidades José Ignacio Wert). Uno de los criterios que se valoran en estas “listas de éxitos” (como bien escribía hace unos días la profesora Eva Méndez en El País) es contar entre tus científicos a aquellos clasificados como «altamente citados» (en el recientemente publicado informe de 2002, son 6938 los autores cuyos trabajos reciben el 1% de todas las citas a nivel mundial en su disciplina según la base de datos Web of Science).

Muchas universidades han ascendido posiciones en esos ránquines fichando falsamente a científicos de otras instituciones, pagándoles por cambiar la información sobre el lugar de trabajo que todos ponemos en nuestros artículos (la mayoría de nosotros con sincero orgullo de militancia). Personas que nunca han estado en la península arábiga, aparecen ahora como “trabajadores” de universidades de esa parte del mundo, cuando la institución que paga sus sueldos y financia las infraestructuras para que puedan llevar a cabo sus investigaciones son otras, generalmente públicas, que aportan ese dinero procedente de los presupuestos públicos. Como mínimo, esto es un inmenso desprecio a los ciudadanos y ciudadanas que pagan sus impuestos, aunque parece algo más grave.

Las noticias publicadas por Manuel Ansede en El País muestran una realidad desagradable y que no puede consentirse. La Universidad de Córdoba ha señalado el camino a seguir para corregir estas malas prácticas suspendiendo de empleo y sueldo a un investigador por 13 años, otras deberían seguir su ejemplo. En cambio, la mayoría de los 19 investigadores identificados en España por haber llevado a cabo estas malas prácticas, siguen trabajando en sus universidades o centros de investigación, aparentemente sin apertura de expedientes disciplinarios. Lo mismo ocurre con aquellas personas que han ejercido de mediadores para «captar» a estos investigadores. Incluso una investigadora de un instituto de investigación de Cataluña informa de que renuncia a ese contrato para seguir con las universidades árabes (no he podido verificar esto último, por eso no concreto mucho más).

Personalmente pienso que no es tolerable esta infidelidad, más bien promiscuidad en muchos casos.

Dejando aparte la cuestión administrativa, y para finalizar, es lógico que nos preguntemos si se puede luchar contra todos estos problemas. La respuesta es simple: se puede y se debe. Se tiene que actuar desde muchos ámbitos para corregir hábitos indeseables fuertemente asentados. La LOSU habla de valorar la ciencia con los principios FAIR (encontrabilidad, accesibilidad, interoperabilidad y reutilización) como medida correctora. Es bien sabido que estas ideas constituyen uno de los pilares de la ciencia abierta, un nuevo intento de suturar las heridas que todas estas malas prácticas han introducido y de tender puentes para aminorar las distintas brechas que impiden el libre acceso a los resultados de la investigación por parte de todas las personas.

La ciencia será abierta, o no lo será.

#CienciaAbierta ya!!

España aprueba la Estrategia Nacional de Ciencia Abierta (II)

Ciencia Abierta: estrategia nacional de España

La Estrategia Nacional de Ciencia Abierta (ENCA) aprobada esta semana se canaliza por medio de ejes de actuación y medidas concretas que parten de los objetivos estratégicos presentados en el anterior port.

Recordemos que ENCA es un plan desarrollado por el gobierno de España para promover el acceso abierto. la colaboración en la investigación científica y la transparencia en la actividad investigadora de nuestro país. Su desarrollo se llevará a cabo por medio de unas medidas concretas que, juntas, definen los ejes de actuación.

Síntesis

En la siguiente tabla recogemos una visión sintética de todos elementos que dan lugar a la estrategia. Además, se ha añadido una columna en la que se indica los principios FAIR que se alcanzarían de aplicarse todas esas medidas.

Objetivo específicoEje estratégicoMedidas a desarrollarFAIR
Fomentar la adopción de prácticas abiertas en toda la comunidad científica española. Cultura de ciencia abierta.Elaboración de un plan de formación y sensibilización.
Apoyo a las iniciativas existentes.
Promoción de una cultura de datos abiertos y de su reutilización
Facilidad de acceso.
Reutilización.
Mejorar y ampliar la infraestructura necesaria para el acceso y la gestión de los datos científicos. Infraestructuras y serviciosDesarrollo de repositorios institucionales.
Creación de un portal nacional de datos científicos.
Apoyo al desarrollo de infraestructuras de datos a nivel europeo e internacional.
Facilidad de acceso.
Accesibilidad.
Reutilización.
Garantizar que la ciencia abierta se integre en la formación y la carrera profesional de los investigadores.Recursos humanos y financiación.Inclusión de la ciencia abierta en los programas de formación.
Creación de una red de mentores.
Promoción de incentivos para la adopción de prácticas abiertas.
Fomento de la colaboración internacional en formación en ciencia abierta.
Reutilización.
Accesibilidad.
Interoperabilidad.
Establecer mecanismos de evaluación y seguimiento que permitan medir el impacto de la ciencia abierta en España.Evaluación y seguimiento.Creación de un sistema de indicadores.
Realización de evaluaciones periódicas.
Elaboración de informes de seguimiento y evaluación.
Facilidad de acceso.
Tabla resumen de los objetivos, ejes, medidas concretas para desarrollar la ENCA en relación con los principios FAIR.

Eje 1: Cultura de Ciencia Abierta

Infografía sobre la Cultura de la Ciencia Abierta

El primer eje estratégico de la ENCA busca fomentar la adopción de prácticas abiertas en toda la comunidad científica española. Para lograr este objetivo, se propone lo siguiente:

  • Elaboración de un plan de formación y sensibilización. Se buscará formar a investigadores, personal de apoyo a la investigación y otros profesionales en los conceptos y prácticas de la ciencia abierta, y sensibilizar a la comunidad científica sobre su importancia, trascendente en muchos ámbitos.
  • Apoyo a las iniciativas existentes de ciencia abierta. Se apoyarán y promoverán iniciativas y proyectos existentes en España que estén alineados con los objetivos de la ENCA.
  • Promoción de una cultura de datos abiertos y de su reutilización. Se promoverá la apertura de los datos científicos para su reutilización y la elaboración de políticas de gestión de datos que aseguren la preservación y el acceso a largo plazo de los mismos.

Eje 2: Infraestructuras y servicios

infraestructuras y servicios para la Ciencia Abierta

El segundo eje estratégico de la estrategia busca mejorar y ampliar la infraestructura necesaria para el acceso y la gestión de los datos científicos. Para lograrlo, se proponen estas medidas:

  • Desarrollo de repositorios institucionales. Se promoverá la creación de estos repositorios de acceso abierto en las universidades y centros de investigación españoles para almacenar y difundir los resultados de la investigación (en realidad, la casi totalidad de las universidades públicas ya cuentan con ellos, eso sí, con una variada implementación).
  • Creación de un portal nacional de datos científicos. Se creará un portal nacional que recopile los datos científicos que reúna y facilite el acceso a los datos científicos generados en nuestro país. Argentina ya lo lanzó en el año 2020.
  • Apoyo al desarrollo de infraestructuras de datos a nivel europeo e internacional. Se promoverá la participación española en iniciativas y proyectos internacionales relacionados con la gestión y el acceso abierto a los datos científicos.

Eje 3: Recursos humanos y financiación

recursos humanos para la Ciencia Abierta

El tercer eje estratégico persigue garantizar que laiencia abierta se integre en la formación y la carrera profesional de los investigadores. Para lograr este objetivo, se propone este conjunto de medidas:

  • Inclusión de la ciencia abierta en los programas de formación. Se intentará incluirla en los programas de formación en ciencias y tecnologías para que los futuros investigadores adquieran habilidades y conocimientos en la gestión y el acceso abierto a los datos científicos.
  • Creación de una red de mentores de ciencia abierta. Se creará una red de mentores que proporcionen apoyo y asesoramiento a los investigadores y profesionales interesados en esta temática (a modo de los mentores para el emprendimiento).
  • Promoción de incentivos para la adopción de prácticas abiertas. Se fomentará la inclusión de criterios relacionados con la ciencia abierta en la evaluación y acreditación de la investigación y se promoverán incentivos para la adopción de prácticas abiertas.
  • Fomento de la colaboración internacional en formación en ciencia abierta. Se buscará establecer colaboraciones y programas conjuntos de formación en esta temática con instituciones internacionales de referencia.

Eje 4: Evaluación y seguimiento

evaluación y seguimiento de la Ciencia Abierta

El cuarto eje estratégico de la ENCA busca establecer mecanismos de evaluación y seguimiento para intentar medir el impacto de la ciencia abierta en España. Para alcanzar este objetivo, se proponen las siguientes medidas:

  • Creación de un sistema de indicadores: Se desarrollarán indicadores para medir el impacto de la ciencia abierta en diferentes áreas, como la producción científica, el acceso abierto a los datos, la transparencia y la participación ciudadana.
  • Realización de evaluaciones periódicas para analizar el estado y la evolución de la ciencia abierta en España.
  • Elaboración de informes de seguimiento y evaluación de la implementación de la estrategia para identificar debilidades y proponer ajustes y posibles mejoras.

Hasta aquí, la presentación y descripción general de la idea, los objetivos y las medidas con las que se quiere llegar a conseguirlos y asentar la ciencia abierta en España. En la próxima entrega de esta «miniserie» dedicada a la ENCA aportaremos nuestra visión crítica sobre algunos aspectos porque en todo documentos de este tipo hay siempre luces y sombras.

España aprueba la Estrategia Nacional de Ciencia Abierta (I)

Estrategia Nacional de Ciencia Abierta, presentación.

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy la primera Estrategia Nacional de Ciencia Abierta para el periodo entre 2023 y 2027. Este documento ha sido elaborado por los ministerios de Ciencia e Innovación y de Universidades.

Esta estrategia (ENCA) es un plan desarrollado por el gobierno de España que busca promover el acceso abierto y la colaboración en la investigación científica en todo el país. La estrategia establece los objetivos y las acciones necesarias para garantizar que la ciencia abierta se convierta en la norma en España en el corto, medio y largo plazo.

Contexto

Esta estrategia se enmarca esta estrategia es el de una sociedad cada vez más digitalizada en la que la ciencia y la investigación juegan un papel clave en el desarrollo económico y social. Se considera que la ciencia abierta puede y debe contribuir significativamente a mejorar la eficiencia y la calidad de la investigación científica, fomentar la innovación y el desarrollo económico, mejorar la transparencia y la rendición de cuentas, y fomentar la participación ciudadana en la ciencia y la tecnología.

visión, misión y objetivos

Visión y misión

La visión de la ENCA es que la ciencia abierta se convierta en una práctica común en toda la comunidad científica española. Se busca fomentar la transparencia, la colaboración y el intercambio de conocimiento a través de la promoción de la cultura de la ciencia abierta, fomentando el acceso abierto y la colaboración en la investigación científica, lo que confiere una mayor transparencia y rendición de cuentas, así como un mayor impacto de la investigación. Además, puede fomentar la innovación y el desarrollo económico, así como la participación ciudadana en la ciencia y la tecnología.

La misión de la ENCA es desarrollar políticas, medidas y recursos que permitan lograr esta visión. La estrategia se enfoca en cuatro áreas principales: cultura de ciencia abierta, infraestructuras y servicios, recursos humanos y financiación, y evaluación y seguimiento.

Objetivos estratégicos

Los objetivos de esta estrategia nacional se agrupan en cuatro áreas principales:

  • Cultura de ciencia abierta: este objetivo busca fomentar la adopción de prácticas abiertas en toda la comunidad científica española. Se propone la elaboración de un plan de formación y sensibilización, el apoyo a las iniciativas existentes de ciencia abierta y la promoción de una cultura de datos abiertos y reutilización.
  • Infraestructuras y servicios: este objetivo busca mejorar y ampliar la infraestructura necesaria para el acceso y la gestión de los datos científicos. Se propone el desarrollo de repositorios institucionales y la creación de un portal nacional de datos científicos, entre otras medidas.
  • Recursos humanos y financiación: este objetivo busca garantizar que la ciencia abierta se integre en la formación y la carrera profesional de los investigadores. Para lograr esto, se propone la inclusión de la ciencia abierta en los programas de formación, la creación de una red de mentores y la promoción de incentivos para la adopción de prácticas abiertas.
  • Evaluación y seguimiento: este objetivo busca establecer mecanismos de evaluación y seguimiento que permitan medir el impacto de la ciencia abierta en España. Se propone la creación de un sistema de indicadores y la realización de evaluaciones periódicas.

La justificación de la ENCA se basa en la idea de que la ciencia abierta puede contribuir significativamente a mejorar la eficiencia y la calidad de la investigación científica, fomentar la innovación y el desarrollo económico, mejorar la transparencia y la rendición de cuentas, y fomentar la participación ciudadana en la ciencia y la tecnología. Se considera que la ciencia abierta puede ser clave en la lucha contra los desafíos globales, como la COVID-19 y el cambio climático.

En resumen, la Estrategia Nacional de Ciencia Abierta es un plan desarrollado por el gobierno de España para promover la ciencia abierta en todo el territorio nacional. La estrategia busca fomentar la cultura de la ciencia abierta, mejorar las infraestructuras y servicios relacionados con la ciencia abierta, garantizar que la ciencia abierta se integre en la formación y la carrera profesional de los investigadores, y establecer mecanismos de evaluación y seguimiento para medir el impacto de la ciencia abierta.

En la siguiente entrada trataremos de analizar con más detalle cómo piensa el gobierno de España alcanzar estos objetivos.

Declaraciones de referencia

icono del open access movement - acceso abierto a la información

Entre los documentos citados en la ENCA, no podían faltas las tres declaraciones que dieron cuerpo al acceso abierto a la información. Estos documentos constituyen la base de todo este movimiento y que pueden servir para conocer mejor qué es la Ciencia Abierta:

Estos documentos pueden proporcionar una base sólida para comprender mejor los principios y prácticas de la Ciencia Abierta, si bien no tenemos tan claro que el Plan S «sea el camino«.

Ciencia abierta / Ciencia ciudadana

La Ciencia Abierta y la Ciencia Ciudadana son dos conceptos relacionados que han ganado popularidad en los últimos años. Ambos movimientos pretenden democratizar la investigación científica y hacerla más accesible, transparente y colaborativa. Sin embargo, difieren en su enfoque y alcance.

ciencia abierta - ciencia ciudadana - trabajando juntas

Ciencia Abierta (‘Open Science‘) es un movimiento que pretende que la investigación científica sea más transparente, accesible y reproducible. De este movimiento ya hemos hablado bastante en este blog y ya sabemos que se apoya en los principios de datos abiertos y acceso abierto a la información: poner los datos de la investigación a disposición del público para que cualquiera pueda acceder a ellos y reutilizarlos junto con el acceso abierto a las publicaciones de forma gratuita. También es importante la metodología abierta que hace hincapié en hacer transparente el proceso de investigación, lo que incluye proporcionar descripciones detalladas de los métodos y protocolos de investigación (los planes de gestión de datos tienen aquí su papel).

Ya sabemos que uno de los principales beneficios de la Ciencia Abierta es el aumento de la colaboración y la innovación. Al hacer públicos los datos y los resultados de la investigación, los investigadores pueden trabajar juntos más allá de las disciplinas y fronteras geográficas para hacer avanzar el conocimiento científico. La Ciencia Abierta también hace que aumente el impacto y la relevancia de la investigación porque el público objetivo es más amplio, En general. ayuda a garantizar la calidad y reproducibilidad de los hallazgos científicos haciendo más transparentes los métodos y datos de investigación.

A su lado, quizá como hermana pequeña para los que formamos parte de la comunidad científica, está la Ciencia Ciudadana. Este movimiento implica la participación de «no científicos» en investigaciones. Se basa en la idea de que cualquiera puede contribuir al avance científico, independientemente de su educación o formación. Los proyectos de Ciencia Ciudadana pueden abarcar desde tareas sencillas, como la recogida de datos sobre avistamientos de fauna o pautas meteorológicas, hasta actividades más complejas, como el análisis de datos científicos o el diseño de experimentos. En España, uno de sus mayores promotores es Joan Subirats, el ministro de Universidades, para quien «los ciudadanos actúan voluntariamente como «sensores» a través de la colaboración científica con herramientas al alcance de todos, recogiendo datos a través del teléfono móvil u otro tipo de dispositivos«.

ilustraciones de Charles Darwin
Ilustraciones de Charles Darwin, posiblemente el naturalista más famoso

Para ser un movimiento actual, resulta curioso que los orígenes de la Ciencia Abierta se remonten al siglo XIX, cuando naturalistas aficionados y observadores de aves empezaron a recopilar datos sobre las poblaciones de animales salvajes y las pautas migratorias. El movimiento moderno surge gracias al desarrollo de las tecnologías digitales y los medios sociales que han facilitado enormemente la participación de las en proyectos de investigación científica. Uno de sus principales beneficios es el aumento del compromiso público con la ciencia. Al implicar a «no científicos» en proyectos de investigación, la Ciencia Ciudadana ayuda a aumentar la comprensión pública de los conceptos y métodos científicos. También sirve para abordar cuestiones científicas que no pueden responderse con los métodos de investigación tradicionales, como el seguimiento de los cambios en el medio ambiente durante largos periodos de tiempo o el estudio del comportamiento de los animales en sus hábitats naturales.

Ciencia Abierta y Ciencia Ciudadana comparten el objetivo común de hacer la investigación científica más democrática y accesible, pero difieren en su enfoque y alcance. La primera hace hincapié en la transparencia, la colaboración y el acceso abierto a los datos y resultados de la investigación, mientras que la segunda implica la participación de no científicos en proyectos de investigación científica. Eso s`´i, coinciden en tener el potencial de transformar la forma en que se lleva a cabo la investigación y de mejorar la calidad y su impacto en la sociedad.

HMS Beagle, el barco donde navegó Charles Darwin

Hay muchos ejemplos de proyectos de Ciencia Ciudadana que han conseguido implicar a muchas personas en la investigación científica. Ahi está, como si de tripulantes del buque Beagle se tratara, el proyecto eBird del Laboratorio de Ornitología de la Universidad de Cornell que invita a los observadores de aves a compartir sus anotaciones online, creando así una gran base de datos de avistamientos de aves que los científicos pueden utilizar para estudiar las poblaciones y sus patrones de migración (muy volátiles en los últimos años a causa del calentamiento global).

portada web del proyecto ebird
Web del proyecto ebird.org

Otro ejemplo es la plataforma Zooniverse, que permite participar en una gran variedad de proyectos de investigación, desde la identificación de galaxias en imágenes de telescopio hasta la transcripción de documentos históricos.

La Ciencia Ciudadana también ha desempeñado un papel importante a la hora de abordar retos globales como el cambio climático y la pérdida de biodiversidad. Por ejemplo, la plataforma iNaturalist. Lo que sí está claro es que la pasión por el naturalismo no decae.